sábado, 2 de agosto de 2014

domingo, 16 de marzo de 2014

Sur, paredón y después…

Paredón de La Paternal

Sobredosis de cafeína

“…Al igual que los granos de arroz, los granos de café quitan la humedad de lo que los rodea; si tienes café en grano, agrega varios al salero y verás cómo le sacan la humedad a la sal.”
Exceso culinario

WTF

I'm really intrigued by this case, Watson...

Cosmopolitano

How to become a Japanese Citizen

Centro de mesa

Interior design

NO SABE, NO CONTESTA

Tarjeta de colectivo

domingo, 21 de abril de 2013

jueves, 28 de marzo de 2013

SUICIDE NOTE



En un día como el de hoy, hace setenta y dos años, Virginia Woolf juntó piedras y las guardó en los bolsillos de su abrigo. Antes de salir de su casa, y de arrojarse al río Ouse, escribió: 
I feel certain that I am going mad again. I feel we can't go through another of those terrible times. And I shan't recover this time. I begin to hear voices, and I can't concentrate. So I am doing what seems the best thing to do. You have given me the greatest possible happiness. You have been in every way all that anyone could be. I don't think two people could have been happier 'til this terrible disease came. I can't fight any longer. I know that I am spoiling your life, that without me you could work. And you will I know. You see I can't even write this properly. I can't read. What I want to say is I owe all the happiness of my life to you. You have been entirely patient with me and incredibly good. I want to say that — everybody knows it. If anybody could have saved me it would have been you. Everything has gone from me but the certainty of your goodness. I can't go on spoiling your life any longer. I don't think two people could have been happier than we have been. V.
El cuerpo de Virginia fue encontrado el día 18 de abril.

jueves, 8 de noviembre de 2012

Dreams, Dreams, Dreams...


Rêve numéro 1:
 Acabamos de adoptar una nena de color (violeta no era, eh?) de unos dos o tres años. Está sobre una cama y nos dice que por favor no hagamos lo mismo que la familia de Estados Unidos (¿?), que se la llevó  unos días y la volvió a dejar en el Instituto, y que el Instituto es muy feo y ella no quiere volver. Yo me acerco y le digo que no se preocupe, que siempre se va a quedar con nosotros, etc. Mientras tanto, mi concubino nos mira de lejos con cara de estar pensando “¿cuando joropo habré dicho que yo quería adoptar un niño…?”. De repente, la nena baja las piernitas de la cama, las apoya en el suelo y, al incorporarse, ya no tiene dos o tres  años sino más bien 23 o 24, y sigue diciendo que por favor la dejemos quedarse siempre con nosotros. En ese momento soy yo la que mira de lejos y piensa –pero no dice nada, “ah no, pero no es esto lo que yo quería...” mientras mi concubino se acerca, le acaricia la nariz (¿?) y le dice que no se preocupe, que nosotros nunca la vamos a dejar (¿?).
 Rêve numéro 2:
 Estamos en Pompeya (¿?) esperando a mi amigo embajador, que tarda en llegar. Finalmente aparece, saluda, presenta a su mujer (que habla un español formidable) y a sus hijas, y pide que lo disculpemos porque ya va a tener que retirarse (¿?). Ante mi desconcierto, abre un maletín, saca un casco de moto y se lo pone en la cabeza. El siguiente es el diálogo que sigue a esta escena:

- Guela (mi amigo se llama Guela), ¿viniste con tu mujer y con las nenas hasta Pompeya, en moto y por autopista?? (No sé por qué pero, en mi sueño, para llegar a Pompeya había que pasar indefectiblemente por alguna autopista).

- No, no vine en moto, vinimos en auto.

- …

- …

- … ¿Y el casco entonces…?

- El casco es para manejar en auto. En esta ciudad son todos muy imprudentes.


Fin de la noche cerebral.

lunes, 1 de octubre de 2012

CATCHING BUTTERFLIES

How to catch a butterfly without a butterfly net.

LA SEINE


EXTRAIT DU FILM "Un monstre à Paris"

TO SING ALONG:

Elle sort de son lit
tellement sure d'elle
la Seine, la Seine, la Seine.
Tellement jolie elle m'ensorcelle
la Seine, la Seine, la Seine.
Extralucide la lune est sur
la Seine, la Seine, la Seine.
Tu n'est pas seul
Paris est sous
la Seine, la Seine, la Seine

Je ne sais, ne sais, ne sais pas pourquoi,
c'est comme ça, la Seine et moi.
Je ne sais, ne sais, ne sais pas pourquoi,
on s'aime comme ça, la seine et moi.

Extralucide quand tu est sur
la Seine, la Seine, la Seine.
Extravagante quand l'ange est sur
la Seine, la Seine, la Seine.

Je ne sais, ne sais, ne sais pas pourquoi
c'est comme ça, la Seine et moi.
Je ne sais, ne sais, ne sais pas pourquoi,
on s'aime comme ça la seine et moi

Sur le Pont des Arts
mon cœur vacille
entre les eaux
l'air est si bon
cet air si pur
je le respire
nos reflets perchés sur ce pont.

On s'aime comme ça la seine et moi.
On s'aime comme ça la seine et moi.
On s'aime comme ça la seine et moi.
On s'aime comme ça la seine et moi.

THE PROFESSIONAL

A professional is a person who is paid to undertake a specialized set of tasks and to complete them for a fee...
Chapter 1: Professional Destroyer

viernes, 7 de septiembre de 2012

A Mamá Mona con papa frita verde…


Esta mañana leí un artículo que explicaba por qué, en los envases de papas fritas, algunas tenían los bordes de color verde.
Al parecer, son papas en las que había empezado a formarse la clorofila. Ocurre que, si bien las papas crecen bajo tierra, si al cosecharlas quedan expuestas a la luz -en el campo, en el depósito en donde se guarden, o en el mismo hogar, la clorofila empieza a formarse y a darles esa apariencia.
Las papas verdes, en sí, no son tóxicas ni tienen un gusto en particular. Sin embargo, durante el proceso en que la papa genera clorofila y cambia de color, también se produce la solanina, un glucoalcaloide que actúa a modo de defensa contra hongos e insectos. Un exceso de solanina pude causar dolor de cabeza, nauseas, diarreas, vómitos, alucinaciones, parálisis e, incluso, llegar a producir la muerte.
Relax, Max. Para llegar a casos tan extremos deberíamos ingerir, por lo menos, un kilo de papas completamente colorizadas.
No seas papa frita.

lunes, 3 de septiembre de 2012

US OPEN 2012

Pasaje a octavos de final. Mañana: Juan Martín del Potro vs. Andy Roddick, que juega de local luego de haber anunciado su retiro del tenis como jugador profesional.


En un gesto de simpatía, del Potro le pide a Mayer que no le vuelva a copiar el color de camiseta.
Todo sea por los espectadores miopes y astigmáticos.